Badulake

Deportes, viajes y ocio alternativo

martes, 19 de febrero de 2008

La Semana Santa se encuentra ya a la vuelta de la esquina; para los que dejáis los planes para última hora, una amiga me ha enviado información sobre unas jornadas deportivas que tienen lugar en Tavira, una pequeña isla del Algarve portugués, del 19 al 22 de Marzo. Se trata del INTERNATIONAL SPORT MEETING '08. En dichas jornadas, los participantes juegan y compiten en un montón de deportes (orientación, escalada, paintball, fitness, submarinismo, voleyplaya, capoeira, basket, tiro con arco, fútbol-playa, windsurf y un larguiiiisimo etcétera...), por la noche hay un montón de discotecas a tu disposición y hotel incluído. Todo por 65 € los cuatro días. Además si formas un equipo, hay descuento en las actividades y en un congreso sobre deporte que se organiza también allí.


Os mando en enlace de la página para que le echeis un vistazo:


INTERNATIONAL SPORT MEETING '08:

http://www.international-sports-meeting.com/entrada_pt.htm


Este es el vínculo del congreso:

http://www.international-sports-meeting.com/congress_pt.htm


Y aquí es donde se organiza (TAVIRA-PORTUGAL):

http://es.wikipedia.org/wiki/Tavira



Yo no me lo pensaría mucho...las entradas vuelan y sólo hay de plazo hasta el 7 de Marzo (del 1 al 7 cuestan 75€!!)

Este es el vídeo del International Sport Meeting del año pasado:

viernes, 15 de febrero de 2008

Capítulo 2: para aprender no es necesario caerse

Deberíamos hacer un exhaustivo estudio para descubrir las razones que llevan a los neófitos a pensar que para aprender a esquiar es imprescindible caerse. Si bien es cierto que, por tratarse de un deporte de equilibrio, las caídas son habituales en el esquí, es precisamente durante los primeros días de práctica cuando menos deberíamos caernos.


Todo dependerá de la forma en que decidamos aprender. Incluso la persona menos diestra no se caerá, o lo hará muy poco, si va acompañada de un profesor. Éste le indicará cuándo, dónde y cómo debe adaptarse al nuevo medio y al material, para que la primera experiencia en la nieve sea todo un éxito. Sobre este tema hemos hablado largo y tendido pues, realmente, de empezar a esquiar guiado por un profesional a hacerlo completamente solos hay un gran abismo. Realmente es un placer introducir a un niño o a una persona adulta al mundo del esquí bajo el lema sin prisas al principio para aprender más rápido. De esta manera disfrutaremos de este fantástico deporte desde el primer día, crearemos una base técnica sólida que nos permitirá progresar rápido y con confianza y, lo más importante de todo: ¡nos ahorraremos un montón de caídas totalmente innecesarias!

Me refiero a caídas de este tipo:

lunes, 11 de febrero de 2008

Aprender a esquiar

Estamos en invierno, hace frío y la tendencia es la de pasar más tiempo en casa calentitos. Parece que la práctica del deporte queda relegada a momentos más agradables, con sol y altas temperaturas, pero para aquellos de vosotros que os apasione el deporte, y no consideréis las bajas temperaturas un impedimento, hay alternativas: el esquí.



1. La iniciación: todo un reto

El objetivo principal de cualquier persona que se inicie en la práctica del esquí debería consistir en pasarlo bien, pero si hablamos técnicamente, entonces, lo más importante será dominar los giros en cuña.


Para conseguir un rápido aprendizaje y progreso en cualquier actividad de ocio, al practicar un deporte, al estudiar o al trabajar debemos estar motivados. La motivación suele aparecer cuando lo estamos pasando bien, por eso en las escuelas de esquí y otros deportes de nieve se cuida tanto este aspecto, sobre todo, en la etapa de iniciación. El primer contacto con la nieve debe ser agradable de manera que la adaptación al nuevo medio y al material que se utiliza para la práctica de estos deportes sea lo más llevadera posible. Rápido pero sin prisas, progresamos desde los primeros pasos hacia los giros en cuña, pero ¿por qué es tan importante conseguir dominarlos? Es fácil de entender, en el llano o en una ligerísima pendiente bastará con hacer una pequeña cuña para controlar la velocidad e incluso parar, pero en una pendiente algo mas pronunciada, por ejemplo en una pista verde, necesitaremos atravesarnos a la pendiente encadenando un giro tras otro si no queremos sentir los efectos de la gravedad y terminar por los suelos. Pues bien, resulta que la manera más fácil y accesible de poder girar, al menos al principio, es a través de los giros en cuña . Gracias a ellos podremos salir de la zona de debutantes, acceder a las pistas verdes, utilizar los medios de elevación y convertirnos en esquiadores independientes, listos para disfrutar de la magia del deslizamiento, el equilibrio y la velocidad en la nieve.


Os dejo con un vídeo de una clase de esquí de iniciación.

jueves, 7 de febrero de 2008

Tecktonik

Hoy es jueves, víspera de fin de semana, y comenzamos a avistar el fin de semana con aire soñador y ganas de comernos el mundo...Como ya sabéis, este blog habla básicamente de viajes y deporte, pero hoy voy a proponeros un plan que consigue aunar deporte, diversión y que os convertirá además en los reyes y reinas del sábado noche: el Tecktonik.

El Tecktonik (también conocido como "tck", "Milky Way") es un estilo dance basado en una mezcla de hip-hop y otros estilos tecno. Se origina en el año 2000 en Paris, Francia en un club nocturno llamado Metrópolis y ha crecido en popularidad a través del boca a boca y las webs para compartir vídeos. Es más, en París, donde es todo un fenómeno, se organizan quedadas para bailarlo en locales e incluso en la propia calle. Tiene su punto excéntrico, incluso ridículo, pero desde luego atrae, y creo que no va a pasar mucho tiempo para que veamos esos aspavientos por las discotecas de aquí.

El Tecktonik se inspira en gran medida en elementos del glowsticking, el hip-hop y otros movimientos dance incluidos el popping y el locking.

Algunos músicos de Tecktonik destacados son DJ Dess, RV. B, Deepack, Max B. Grant y Miss Hiroko.

La vestimenta típica para los bailarines de Tecktonik son chaquetas ajustadas y pantalones vaqueros de tubo o muy ajustados. Los bailarines también tienden a tener cortes de pelo futuristas y, a veces, llevan diseños de maquillaje como una estrella alrededor de un ojo. El estilo Tecktonik se inspira en gran medida en el cyberpunk. Los colores de neón en las camisas están vinculados a la moda de Londres New Rave fashion scene.

No desesperéis si no os sale a la primera...con la práctica y un poco de buen humor os iréis haciendo los amos de la pista de baile; sobre todo, por el riesgo que correrá la gente a vuestro alrededor con tanto aspaviento, ¡jeje!

Os dejo con el siguiente vídeo de Yelle, la artísta francesa que más destaca en este momento en ésto del Tecktonik



Por último una pequeña reflexión: ¿es en realidad Marcos (concursante del programa "Fama" de Cuatro) el auténtico gurú de este baile?. Ved el vídeo y reflexionad sobre ello:

jueves, 31 de enero de 2008

Australia: la isla-continente


A nadie se le escapa hoy en día la belleza de este país; de nacimiento relativamente reciente, gran parte de su territorio se encuentra inexplorado para el ciudadano de a pie, ya que teniendo una superficie similar a la del continente europeo, tiene una población inferior a los 21 millones de habitantes.






A lo largo de las siguientes entradas, realizaremos un recorrido por los lugares que no os debéis perder si tenéis la suerte de visitar Australia.








Sidney: en las antípodas




A pesar de haber sido visitada anteriormente por diferentes exploradores, Australia no fue reclamada hasta 1770 por el Capitán James Cook, quien lo hizo para la corona británica. En aquella época se estima que la población de Londres era aproximadamente de 1.000.000 de habitantes de los cuales 10.000 eran ladrones y 50.000 prostitutas, así que decidieron colonizar el continente como cárcel (¡¡¡con el muro más ancho del mundo ¡¡¡!!). Fue en 1788 cuando llegó el "primer envío" a Sydney con un total de 736 personas (548 hombres y 188 mujeres), más tarde llegarían los siguientes hasta un total de 160.000 convictos.

























Foto: Darling Harbour








La calle principal que atraviesa el centro de Sydney se llama George Street y llega hasta la zona del puerto conocida como " Circular Quay" punto de partida de todos los ferries que recorren las miles de bahías que forman los diferentes barrios de la ciudad.






























Foto:almacenes Queen Victoria Building






Antes de montarte en tu primer ferry, visita el barrio The Rocks, la parte más antigua de la ciudad, donde se formo el primer asentamiento europeo. Las casas se han dejado tal y como estaban y alrededor de ellas se ha ido desarrollando la ciudad con sus enormes rascacielos mirando hacia el mar. En la orilla opuesta a The Rocks se encuentra el emblema de Sydney y del país, el imponente y fascinante Opera House (Utzon 1973) rodeado de un precioso jardín botánico que sirve de pulmón a la ciudad.






























Vista del Opera House y Harbour Bridge desde el ferry








Viajar a bordo de unos de los viejos ferries de Sydney es toda una experiencia, ya que puedes ver la ciudad desde otra perspectiva y descubrir las zonas más alejadas del centro. Es también una buena ocasión para conocer el barrio de Mossman con su puerto y su playa. Está formado por casitas unifamiliares y pequeños comercios que te llevan a pensar que estás paseando por el pueblo de Seahaven de la película del Show de Truman, pues es todo tan perfecto que parece irreal.

Otro lugar que no te debes perder es Watson Bay, una pequeña bahía a la que llegas en ferry y que dando un pequeño paseo te lleva al faro que indica la entrada del entramado de bahías que forman Sydney. Aprovecha la ocasión para relajarte en sus preciosas playas de agua azul turquesa y arena blanca que parecen una playa menorquina, con la única diferencia de tener de fondo la silueta de los rascacielos de la ciudad.
























Foto: Playa de Watson´s Bay

Sydney es sin duda, un lugar en el que podríamos permanecer más de un mes y tener la sensación de que aún nos queda mucho por ver. Con la promesa de un pronto regreso, nuestra próxima parada nos llevará a Cairns.



jueves, 24 de enero de 2008

Cómo entrenar un maratón

Qué es un Maratón?

Un maratón es una prueba atlética de resistencia con categoría olímpica que consiste en correr a pie la distancia de 42,195 km. Forma parte del programa olímpico en la categoría masculina desde 1896, y en 1984 se incorporó la categoría femenina.
Su origen se encuentra en la gesta del soldado griego Filípides, quien en el año 490 adC murió de fatiga tras haber corrido unos 40 km desde "Marathon" hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. En honor a la hazaña de Filípides se creó una competición con el nombre de "maratón", que fue incluida en los juegos de 1896 de Atenas inaugurados por el Barón Pierre de Coubertin.


En estos primeros Juegos Olímpicos el gran héroe fue el ganador de la prueba de maratón, un pastor griego llamado Spiridon Louis, que fue seleccionado casi por obligación por un oficial de ejército griego. Antes de la salida permaneció dos días en oración y ayuno. Al final de la carrera entró en solitario por la meta para delirio de sus compatriotas y salvando así el honor helénico dado que fue el único triunfo griego en estos juegos. Esta victoria lo convirtió en una persona rica, incluso un carnicero se ofreció a darle carne de por vida y un zapatero a calzarle. Murió sin faltarle nada.





Como entrenar un maratón



Para poder entrenar un maratón, es preciso dedicar a los entrenamientos al menos 4 días a la semana, evitando que sean seguidos y dejando uno de los días para el fin de semana, y así realizar un entrenamiento mucho más largo. Es preciso comenzar los entrenamientos por lo menos 3 meses antes de que tenga lugar la prueba, para poder realizarla satisfactóriamente.



PERSONAS DESENTRENADAS

Si nunca has corrido, lo mejor es que empieces trotando a un ritmo moderado 3 días a la semana, intercalando pequeños tramos andando. Conforme pasen las semanas, reduce los tramos andando y aumenta el tiempo de carrera hasta llegar a los 45 minutos ininterrumpidos. En este punto, ya te encontrarás en condiciones de entrenar el maratón de la forma más óptima posible y reduciendo la posibilidad de una lesión.

PERSONAS ENTRENADAS
Una vez cogida la base, comenzaremos con 3 entrenamientos/semana en días alternos, comenzando por trotar ininterrumpidamente 30 minutos, y llegando al final de las tres semanas siendo capaces de aguantar 60 minutos.

En este punto, el entrenamiento se vuelve más específico:

1 día a la semana: 8 cambios de ritmo de 30'' y recuperación de 60'' entre cada una de las series. Cada 2 semanas aumentamos las series, hasta llegar a hacer 12 ó 15.

Otro día se realizan 2 series de unos 600 metros o 3 minutos, a ritmo del 80% de nuestra capacidad, recuperando otros 3 minutos. A las 2 semanas, aumentamos el número de series a 4.

El tercer día, lo dedicaremos a correr ininterrumpidamente 1 hora o 1 hora y 15 minutos.


A las 4 semanas de entrenamiento, estarás en disposición de poder participar con holgura en carreras populares, y afrontar el entrenamiento más específico del propio maratón, y que colgaré en la próxima actualización.




Sabias que...?



Los 42,195 km por los que hoy día conocemos el Maratón datan del año 1908, cuando se celebraron los Juegos Olímpicos de Londres y la reina estableció, sin quererlo, esta distancia como la distancia oficial de la carrera de resistencia por antonomasia. Esta distancia es la que separa la ciudad inglesa de Windsor del estadio White City, en Londres. Los últimos metros fueron añadidos para que la final tuviera lugar frente al palco presidencial del estadio.




Lectura recomendada

"Entrenamiento para maratón" de Joe Henderson. 260 pags. 17,50€




viernes, 18 de enero de 2008

Ascensión al Nanga Pargat


Un frío indiscriptibe, tan sobrenatural que los dos montañeros polacos, incluso en su estado de entumecimiento, lo reconocen como lo que es: el ángel de la muerte, que con sus gélidas alas ha envuelto sus cuerpos debilitados y les está chupando la poca vida que les queda, mordiéndoles los dedos ateridos de las manos y los pies, y royéndoles la nariz congelada y las mejillas consumidas. Es 12 de enero de 2007, pleno invierno en la cordillera del Karakorum, en Pakistán. Darek Zaluski y Jacek Jawien están acurrucados dentro de su tienda a 6.750 metros de altitud en la cresta sudoccidental del Nanga Parbat, la novena cima más alta de la Tierra. Todo está congelado (las botas, los calcetines, el protector solar, las botellas de agua), como residuos de una espectral glaciación. Sacan unas pilas de entre la ropa interior, las introducen en la radio y llaman al Campo Base. El viento aúlla y la nieve bombardea la tienda de nailon. Sólo se distinguen unas pocas palabras desesperadas. «Wiatr… wiatr!» El viento, el viento. Dicho como si las palabras estuvieran agonizando. Pero Zaluski y Jawien no están agonizando. Increíblemente, están intentando decidir si continúan subiendo o bajan. Llevan dos días sin dormir. El día anterior llegaron al Campo 3, en la cresta, y han pasado la noche acurrucados dentro de la tienda, agarrados a los palos para evitar que se partan a causa del viento.


Pocas cosas dan lugar a una satisfacción tan grande, como la de hacer cumbre y sentir que se está en el techo del mundo. El equipo de "Al filo de lo imposible", programa de RTVE dedicado a la aventura extrema, muestra en el siguiente video la gran satisfacción que produce la ascensión y a su vez, los peligros de la ascensión a una montaña tan bella como peligrosa: el K-2